Postribulacionismo
Postribulacionismo
Realidad biblica para el fin de los tiempos
 
Postribulacionismo
Argumento biblico
PRETRIBULACIONISMO
¡Que Nadie Os Engañe En Ninguna Manera! 2 Tes. 2:3
Desenmascarando Esta Falacia Moderna

Derribando argumentos
y toda altivez que se levanta
contra el conocimiento
de Dios.

Este escrito contiene investigaciones realizadas por los autores Mary Stewart Relfe y Moisés N. Ramos, en sus libros “Cuando el dinero falla” y “Acontecimientos del fin”, respectivamente, algunas de esas investigaciones están transcritas casi en forma exacta. Sin embargo debo anotar que la Dra. Stewart Relfe en su libro es adepta al concepto Mesotribulacionista (es decir, un arrebatamiento a la mitad de la semana setenta de Daniel) y el pastor Moisés Ramos en su obra es de corte pretribulacionista. No obstante, algunos conceptos que tales autores tratan en sus obras sirven muy oportunamente para el presente ejemplar.

Texto bíblico tomado de la Santa Biblia, versiones:

Reina Varela 1960.
© 1960 Sociedades Bíblica en América Latina.

Nueva Versión Internacional.
© 1999 Sociedad Bíblica Internacional.

Reina Varela 1995,
© Sociedades Bíblicas Unidas 1995.

Los versos bíblicos siempre aparecerán en alguna de estas tres versiones

TABLA DE CONTENIDO

PROLOGO
ORIGEN DE LA TEORÍA DE LA PRETRIBULACION
LA PROFECÍA BÍBLICA
1. LA GRAN TRIBULACIÓN
1.2 Que significa la gran tribulación
2. BOSQUEJOS PROFÉTICOS
2.1 Bosquejo de la semana setenta de Daniel
2.2 Bosquejo de mateo
2.3 Bosquejo de Apocalipsis
2.4 La gran tribulación frente a la Ira de Dios
3. LA RESURRECCIÓN
4. LOS 24 ANCIANOS
Parábolas que confirman el postribulacionismo
5. LOS 144.000 SELLADOS
6. LA IGLESIA DE FILADELFIA
7. EL ESCAPE DE TODAS ESTAS COSAS
8. LOS ELEGIDOS
9. EL PROBLEMA DE TESALONICENSES
10. ¿QUIEN ES ESTE “EL”?
10.1 Bases históricas

ORIGEN DE LA TEORÍA DE LA PRETRIBULACIÓN

Habiéndome el Señor revelado que la teoría de la pretribulación es una falsa enseñanza me dispuse a investigarla y a continuación redacto la gran sorpresa que me lleve al enterarme que esta teoría es de origen católico. Pero, ya que esta teoría esta tan arraizada por la tradición en muchas de nuestras congregaciones pido su consideración por lo que a continuación van a leer, sin embargo es mi deber amar mas al Señor que la gloria de los hombres, por tanto dicha teoría debería ser desarraigada de la iglesia del Señor. El amable lector puede corroborar lo que voy a exponer a continuación tan solo buscando e investigando un poco, en mi caso use el Internet, tan fácil como usar cualquiera de las siguientes palabras en su buscador favorito: Edward Irving, Margaret McDonald, Manuel lacunza, hermanos de irlanda, Jhon Darby, Ben ezra o tener a la mano la Biblia de Scofield.

También tengo que aceptar con gran tristeza que la teoría de la pretribulación no hubiese escalado tan alto de no haber sido por el Humanismo que se ha infiltrado en la Iglesia del Señor, en donde dicha teoría expone que todo se hizo para goce del ser humano y este no puede ser tocado por nada, ni aun por el mismo Señor quien lo creo y quien si sufrió por nosotros.

A continuación solo dos extractos de los tantos que circulan por la red. El primero a nombre de LA CONGREGACION BAIT YESHUAH, http://beityahshuah.com/fundamentos.html bajo el titulo ¨Arrebatamiento o Rapto¨ y el segundo, un escrito del Dr. Javier Rivas Martínez, bajo el Titulo ¨EL RAPTO PRETRIBULACIÓN DEL JESUITA MAÑUCO LACUNZA Y DEL EVANGÉLICO JOHN NELSON DARBY¨.

La teoría del rapto secreto pre-tribulacional es anti - Judía, anti-Israel
Esta teoría es joven, no más de 300 años, la cual proviene de gente que no estudio la Biblia desde el punto de vista judío, y se dejo llevar por el odio anti-Judío, y por una fantasía de escapar las pruebas del Eterno. El Señor Jesús regresa, eso si es cierto, y regresa una segunda vez, esta vez regresa a destruir los enemigos de Israel, y establecer el Reino Mesiánico aquí en la tierra. El Mesías vendrá dos veces, no tres, como dicen los pre-tribulación. Él regresa en la última trompeta (la cual es sonada tradicionalmente en el servicio de Yom Kipur, al final).
El Rapto pre-tribulacional y el plan satánico: El jesuita Lacunza escribió bajo un seudónimo, el de Iben Ezra, deseando infiltrar el protestantismo con su doctrina católico romana. Escribió usando el nombre de Rabino Iben Ezra a fin de hacer creer a los protestantes que era un cristiano hebreo adoptando una "postura judía tradicional". El conjunto de cuatro volúmenes de Iben Ezra vino a parar a la biblioteca del Arzobispo de Canterbury, el Dr. Maitland, el bibliotecario de la iglesia, que puso en circulación estas obras al mundo de habla inglesa, sin ser consciente de que estaba, en realidad, propagando una falsa invención católico romana jesuita del siglo XVIII. Parece ser que un joven ministro presbiteriano escocés se sintió tan cautivado por la teoría del "Rapto secreto" de Iben Ezra que tradujo la obra. Este hombre, Edward Irving, basándose en la idea del Rapto anterior a la tribulación propagó estas doctrinas en el medio evangélico de la época. Después, el movimiento de "Los Hermanos" en Irlanda adoptó el error de Iben Ezra y de Irving y adoptaron la enseñanza jesuita del "rapto secreto” anterior a la tribulación. Por medio de los Hermanos estas doctrinas pasaron a John Darby. John Darby es reverenciado en los círculos protestantes como el moderno fundador de la teología de las "Dispensaciones" y del Rapto anterior a la tribulación, a pesar de que tomó la idea prestada del jesuita Iben Ezra y de Edward Irving. Darby se dio cuenta de que durante los siete años de la semana final de Daniel (Daniel 9:27) se tendrán que hacer las ofrendas de la Toráh (Ley Mosaica) en el Templo. Puesto que la Toráh es claramente observada durante este periodo de siete años, Darby llegó a la conclusión de que el cumplimiento de la Toráh se establecería de nuevo al comienzo de la Gran Tribulación. Esta manera de pensar hizo que Darby separase la historia bíblica y profética en épocas como compartimentos (Dispensaciones). Darby consideró la Época de la Ley como la manera que tenía el Señor de tratar a Israel (es decir, solo los judíos) en la Tribulación, ya que el Señor trataría de manera exclusiva con Israel. Así que ¿qué sucede con la llamada "iglesia"? ¡Con ello aseguro que la iglesia no abandonará la gracia para volver a introducirse en la Ley de Moisés! Como resultado de ello, Darby adoptó la idea del Rapto anterior a la tribulación (de Irving y de Iben Ezra). Su idea respecto a la "llamada iglesia" marchándose "antes de la tribulación permitiría a Israel (es decir, a los judíos) volver a entrar de nuevo en la aparente época de (obediencia) a la ley de la Gran Tribulación"

Hasta aquí la disertación del texto a nombre de la congregación LA CONGREGACION BAIT YESHUAH y a continuación un aparte del texto escrito por el Dr. Javier Martines Rivas. http://es.geocities.com/bibliavirtual21/estudios/18.htm

La Doctrina del Rapto Pretribulacional, es una herejía formalizada en el siglo XVIII por la Iglesia romanista católica, cuyo autor intelectual fue un jesuita chileno de nombre Manuel Lacunza. Bajo un nombre falso (Iben Ezra), se hace pasar por un rabino judío y logra introducirse en el mundo -cristiano protestante- para depositar la semilla de maldad de la doctrina del Rapto Pretribulacional y que hoy sigue haciendo estragos entre los que profesan el cristianismo. Está documentado, que antes del siglo XVIII, los reformadores y la Iglesia de Jesucristo de los primeros siglos, jamás proclamaron tamaña mentira. La idea empieza con los romanistas para terminar infiltrada, paradójicamente, en las Iglesias que se hacen llamar –evangelistas- o –protestantes- y que tanto han injuriado con desdén (y no las culpo) a la Iglesia Papal por su condenable idolatría. Edward Irving, ministro presbiteriano escocés, aceptó la teoría de Lacunza, después, el movimiento de los –Hermanos- en Irlanda, la aprobó de la misma manera; y por último, el Padre del Dispensacionalismo, John Darby, la abrigó para regarla con toda la libertad en las -Iglesias Evangélicas o Protestantes- que la aceptaron también erradamente. La Doctrina del Rapto Pretribulacional contradice con error craso lo que dice en 2 Ts. 2:1-4. Veamos el punto a discutir a continuación:

«Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, no os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto del culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios» (2 Ts.2:1-4).

Pablo advierte a los cristianos de esa época, el no dejarse engañar por aquellos que trataban de hacerles creer que la venida del Señor era próxima. La segunda venida en gloria del Señor está relacionada con el tiempo denominado como Día del Señor como apreciamos en los textos que se encuentran arriba, en 2 Ts., es decir, con la Gran Tribulación Final. El Día del Señor en el Nuevo Testamento (1 Ts.5:2, 2; Ap.1:10) es conocido en el AT. como El Día de Jehová, que será un día de tinieblas (Am.5:18), un día de tinieblas y oscuridad (Jl.2:2), un día de venganza (Is.61:11); el Señor Jesucristo le llama como la Tribulación de aquellos días (Mt.24:29; Mr.13:19). Pablo escribe que la aparición del Anticristo, el hijo de perdición (2 Ts.2:3), es anterior a la apostasía (1 Tim.4:1), y a la venida del Señor Jesucristo (2 Ts.1, 3). Los Pretribulacionalistas colocan una venida invisible al mundo (que la llaman la primera fase de la segunda venida, según ellos), que no concuerda con lo que Pablo dice, que habrá de aparecer primero el Anticristo, luego se daría la segunda venida de Jesús, visible para el mundo, arribando del cielo en gloria y en poder (Mt.13:26; Ap.1:7). Jamás Pablo refiere un Arrebato antes de la Gran Tribulación. Creemos que Pablo lo mencionaría con seguridad de haber sido una verdad Escritural, porque sería importante. Él previene con énfasis a los creyentes para que no fueran confundidos por los falsos maestros que vaticinaban que en ese tiempo El Día del Señor estaba cerca. Esto era imposible, debido a que la Iglesia estaba recién erguida y Pablo sabía que para extender el evangelio al mundo perdido no era factible en unos cuantos años. Se necesitaba mucho más tiempo, de otra manera, solo un –puñadito- de creyentes se hubieran salvado.

Para concluir, Ireneo de Lyón, uno de los más grandes padres de la Iglesia primitiva, discípulo de Policarpo, y éste ultimo del apóstol Juan, afirma que la Iglesia de Jesucristo pasará por la Gran Tribulación Final, sin considerar nunca algo que se parezca a un Rapto Pretribulacional:

«Más claramente aún Juan, discípulo del Señor, escribió en el Apocalipsis acerca de los últimos tiempos y de los diez reyes que se dividirán el reino que ahora impera. Cuando explica el significado de los diez cuernos que Daniel vio, dice que esto le fue revelado: «Y los diez cuernos que viste son diez reyes a los que aún no se les ha dado el reino, sino que por una hora recibirán el poder junto con la bestia. Estos tienen una sola idea en su mente, la de entregar a la bestia la fuerza y el poder. Estos lucharán con el cordero, y éste los vencerá porque es el Señor de los señores y Rey de los reyes» (Ap 17,12-14). También se declara que aquel que viene matará a tres de ellos, los otros le quedarán sometidos, y el mismo será el octavo de ellos. Y devastarán Babilonia y la quemarán a fuego, le entregarán su reino a la bestia y perseguirán la Iglesia. Una vez acaecidas estas cosas, quedarán destruidos con la venida de nuestro Señor”» (Ireneo de Lión, Contra las Herejías, Libro V, 26:1).

LA PROFECIA BIBLICA

Tuve la oportunidad de asistir varias veces a una congregación, que considero representativa de cómo se entendía la profecía hace algunos años, ya que al leer la escritura donde decía Israel entendían la Iglesia y donde se leía algo sobre un enemigo de Israel se entendía que era el diablo. Hoy día se ha avanzado mucho en términos de análisis bíblicos, gracias a la arqueología, el estudio de las lenguas antiguas, la sociología y la historia, tenemos comentarios bíblicos, diccionarios bíblicos, enciclopedias bíblicas, enseñanzas por radio, televisión e Internet, etc. Y aun la misma escritura enseña que en el último tiempo habría un mejor entendimiento sobre la profecía bíblica “Pero tú, Daniel, guarda estas cosas en secreto y sella el libro hasta el tiempo del fin” Daniel 12:4a. Esto nos enseña que el libro no estaría sellado para conocer verdaderamente la voluntad del Señor para su pueblo.

Hoy la enseñanza de la perspectiva profética es más o menos así:
1. El rapto de la Iglesia
2. Reanudación del trato de Dios con Israel
3. El resurgimiento del Imperio Romano con el entronamiento de la bestia
4. La Gran Tri¬bulación por espacio de siete años, que culminan con el regreso personal de Cristo y el establecimiento del reino Mesiánico.

Cualquier persona creyente que supiese este orden se supone que estaría bien ubicado en términos proféticos, no obstante veremos que este orden no esta totalmente de acuerdo a la realidad bíblica.

1. LA GRAN TRIBULACION (Semana Setenta de Daniel 9:27)

Cuando nací al evangelio hace once años me interese mucho por el tema profético y aprendí al igual que muchos de mi época, lo que se enseñaba en esos momentos, referentes a que habría un período de siete años dividido en su mitad, que terminaría este orden mundial (Semana Setenta de Daniel). Esto es verdad. Asimismo, se nos enseño que este período de siete años, ente¬ro, era llamado “La Gran tribulación”. Esto no es correcto, y es uno de los errores más grandes cometido contra los cristianos que creen en la Biblia. Aquí tene¬mos una verdad (seguida por una falsa proposición) y la combinación de las dos ha producido una gran confusión en el Cristianismo.

La semana número 70 de Daniel consiste en dos períodos distin¬tos, de 1.260 días cada uno. La guerra contra los santos (La Gran Tribulación) durará sólo 42 meses (1.260 días o 3 años y medio) (Daniel 7:21 y 22; Apocalipsis 13:5 - 7). El momento final de la gran tribulación es la ira de Dios. No hay ni una referencia en la Escritura a un «período de tribulación de siete años».

Para corroborar lo anterior, analicemos el texto de Mateo 24 desde el versículo 15 donde hallamos al Señor diciendo que cuando los Judíos vean en el lugar Santo la <<abominación desoladora>> de la que hablo el profeta Daniel entonces huyan, por tanto aquí surge la pregunta ¿Por qué el Señor les ordeno a los judíos que cuando esto sucediese <<la abominación desoladora>> huyeran? La respuesta aparece en el verso 21, “porque habrá entonces gran tribulación”. El Señor dio 3 advertencias (vv. 16, 17 y 18), un lamento (v. 19) y una sugerencia de oración (v.20) debido a que el dolor que se infligirá será terrible. Gracias a la profecía de Daniel en el capitulo 9 vs. 27 entendemos que la cesación del sacrificio y la ofrenda <<abominación desoladora>> se producen a la mitad de la semana número 70, lo que correspondería a los últimos tres años y medio de este orden mundial. Así de esta manera, entendemos que la gran tribulación tiene su inicio al comienzo de los últimos 3 ½ años finales.

Pequeños errores sutiles como decir que la tribulación se refiere a un periodo de siete años, confunden a los cristianos y no solo esto, también desordenan todo un conjunto de versículos bíblicos quedando estos sin lugar donde ubicarlos en un panorama profético y luego nos vemos forzados a espiritualizarlos o ajustarlos a la fuerza en alguna explicación errada.

Conociendo lo anterior podemos decir que los siete años se dividen de la siguiente manera: Primeros tres años y medio: será un periodo de aparente paz y tranquilidad donde el anticristo estará gobernando, y los últimos tres años y medio comienzan con la abominación desoladora (Un horrible sacrilegio Mateo 24:15 y Daniel 9:27), generando la Gran Tribulación y culminando con el retorno de Cristo a la tierra o también llamado Ira de Dios o el Día de Dios.

1.2 ¿Que significa la palabra tribulación?

La palabra Tribulación en el griego es: Thlipsis, que significa literalmente <<Presión, opresión, tensión, angustia, tribulación, adversidad, aflicción, pena>>. Y podemos percatarnos por las escrituras que la Iglesia ha estado en ella desde la época de los apóstoles, comenzando con la curación del cojo junto a la puerta Her¬mosa, de Hechos, capítulo 3. Veamos algunas pocas referencias en las cuales se usa la palabra “Thlipsis”:

En el mundo tendréis tribulación (Juan 16:33).
Es menester que pasemos por muchas tri¬bulaciones para entrar en el Reino de Dios (Hechos 14:22).
Nos gloriamos en las tribulaciones (Ro¬manos 5:3).
¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿Tribulación o angustia o persecución...? (Ro¬manos 8:35).
Para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier tribulación... Porque de la manera que abundan en nosotros los pade¬cimientos de Cristo, así también por medio de Cristo abunde nuestra consolación. Porque, hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera por encima de nuestras fuerzas, de tal modo que aún perdimos la esperanza de conservar la vida; pero hemos tenido en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no estuviésemos confiados en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos; el cual nos li¬bró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará (2 Corintios 1:4, 8,).
Sobreabundo en gozo en todas nuestras tribulaciones. Porque aun cuando llegamos a Macedonia, ningún reposo tuvo nuestro cuer¬po, sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores (2 Co¬rintios 7:4)
Por lo cual pido que no desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros (Efesios 3:13).
A fin de que nadie se inquiete por estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que para esto estamos puestos. Porque también cuando estábamos con vosotros, os pre¬decíamos que íbamos a pasar tribulaciones, como ha acontecido y sabéis. Por lo cual yo, no pudiendo soportar más, envié para informar¬me de vuestra fe, no sea que os hubiese tentado el tentador, Y que nuestro trabajo resultase en vano (1 Tesalonicenses 3:3-5). (Nótese aquí que las tribulaciones son enviadas por Satán.)
Tanto que nosotros mismos nos gloria¬mos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras perse¬cuciones y tribulaciones que soportáis: esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del Reino de Dios, por el cual asimismo padecéis (2 Tesalonicenses 1:4,5).
Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la pa¬ciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo (Apocalipsis 1:9).
Estos son los que han venido procedentes de la gran tribulación (Apocalipsis 7: 14).
A continuación ampliaremos este tema.

1.3 La gran tribulación frente a la ira de Dios

Ahora bien, es claro y natural que la gran tribulación e ira de Dios son dos acontecimientos diferentes, hace poco leí un artículo en el que se decía que Dios disciplina, permite aflicciones, persecucio¬nes y tribulaciones para limpiar, purificar y emblan¬quecer, pero a nosotros se nos dice que esperemos a su Hijo del Cielo, a sa¬ber, a Jesús, el cual nos ha librado de la ira que ven¬drá. 1 Tesalonicenses 1:10. El Señor dio dos precedentes que sirven como ejemplo de su venida, Noe y Lot.

Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. Lucas 17:28

Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Mateo 24:37

Notemos como eran los días de Noe y Lot:
1. Habría comida y bebida disponible, pero hambre en diferentes lugares
2. Habría personas que se enamorarían y casarían en el mismo día de su venida. Nadie pensaría que el fin era inminente. Los casamientos implican planes anticipados durante bastante tiempo; es¬tablecer hogares; tener hijos... contar con el día de mañana, como si fuera hoy.
3. Habría subculturas similares a las de Sodoma, y ello implica la existencia de sociedades de per¬vertidos sexuales.
4. Habría compras y ventas, indicando que habría mercancía para comprar hasta el mismo día de su retorno.
5. Habría gente que plantarían en el día de su retor¬no; plantar con la idea de cosechar al cabo de va¬rios meses.
6. Habría edificación; los que edifican esperan vivir en la casa durante años. No habría en absoluto la idea de un fin súbito para la edad en la mente de las personas; aunque como Noé y Lot sabían lo que ocurriría, también lo sabría la Iglesia.
7. Para la gente del mundo, Cristo vendrá como un ladrón en la noche. Noé, un creyente, conocía que venía el fin de su edad, pero no podía convencer al mundo. El diluvio vino como una gran sorpresa para el viejo mundo, aunque se les ha¬bía predicado con claridad. Como Lot, un creyen¬te, que también sabía que llegaba el fin, también los cristianos lo saben. Y como Lot, que no pudo persuadir ni aun a sus yernos que se burlaban de él con incredulidad.

Por tanto, vendrá como un ladrón en la noche para el mundo (aunque se les haya predicado la verdad), pero no como un ladrón en la noche para los creyentes (1 Tesalonicenses 5:1-4).

Pues acerca de los tiempos y de las sazones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Por que vosotros mismos sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá del mismo modo que un la¬drón en la noche. Cuando estén diciendo: paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destruc¬ción repentina, como los dolores a la mujer encin¬ta, y no escaparán de ningún modo. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas para que aquel día os sorprenda como un ladrón (1 Tesalonicenses 5:1-4).

Nótese que el ladrón en la noche del versículo dos cae so¬bre (ellos, el mundo). En el versículo cuatro, el creyente es hermanos. Con este argumento se destruye aquella idea de algunos predicadores que enseñan que el Señor viene como ladrón en la noche aun para los creyentes.

“... hasta el día en que Noé entró en el arca, y llegó el diluvio, y los destruyó a todos”. El día repre¬senta la venida de Cristo para la Iglesia; Noé (re¬presentando al creyente) entró en el arca (repre¬sentando el lugar preparado para nosotros); el diluvio (representando la ira de Dios) vino y los destruyó a todos (representando el mundo sen¬tenciado). El resto del mundo recibió inme¬diatamente la ira de Dios, de la cual no hay es¬cape.

El mismo día en que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y los destruyó a todos. El día (significando la venida de Cristo) en que Lot (al creyente) salió de Sodoma (el mundo corrom¬pido) llovió fuego y azufre (la ira de Dios desde el cielo) y los destruyó a todos (el mundo). No hay excepciones No hay más arrepentimiento. Nadie da su vida para testimonio en esta situación o acontecimientos.

Es claro para todos que Noe y Lot NO fueron sacados de este mundo, sino que fueron GUARDADOS DE LOS JUICIOS que el Señor estaba ejecutando, y estos son los ejemplos que dio el Señor, algunos han cambiado a Noe y Lot por Enoc y Elías (ya que estos dos últimos si fueron sacados de la tierra, pero Noe y Lot NO) sin darse por aludidos respecto al peligro que entraña añadir o quitar palabras al texto bíblico (Apoc. 22:18, 19).

Recordemos, la "gran tribulación" es en gran parte por instigación satánica, por medio del "hombre de pecado", mientras que la "ira de Dios" es enteramente una aflicción que vie¬ne de Dios mismo. Cuando la "gran tribula¬ción" y la "ira de Dios" se hacen una misma cosa, el resultado es la confusión. Así que, La Gran Tribulación es la aflicción o persecución sobre la Iglesia (Daniel 7:21; Apocalipsis 13:7) y sobre Los Judíos (Mateo 24:21, Aflicción de Jacob, como algunos Rabinos la llaman), mientras la Ira de Dios es el castigo a la tierra y a los moradores por su maldad, veamos:
Y se meterá (el hombre) en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de Jehová, y por el resplandor de su majestad, cuando se levante para castigar la tierra. Isaías 2:21

Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada en ella, y no encubrirá ya más a sus muertos. Isaías 26:21

Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros; porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mí enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra. Sofonías 3:8

Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso. Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre, y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas. Isaías 13:6-8

Muchos pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión. El sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. Joel 3:14 – 15

Para referencias sobre la Ira del Señor consúltese por favor Isaías 2:12; Ezequiel 30:3; Joel 1:15, 2:1, 2:11; Amos 5:18, 5:20; Abdías 15; Sofonías 1:7; Zacarías 14:1 -6; Malaquías 4:5; 2 Pedro 3:10 y 3:12; etc.

Ahora vemos claramente que el Día del Señor (Día de Jehová, Día de Dios, Ira de Dios), es el equivalente al día de retorno de Cristo, el día en que se levante de su trono para volver a la tierra y castigarla por su maldad, como dice la escritura un solo día, es decir, un momento claramente definido y diferenciado, todavía en el futuro y en el que lógicamente termina la Gran tribulación, ya que castigara a los que afligieron a la iglesia y judíos.

3. LA RESURRECCIÓN

Es increíble que en la teoría de la pretribulación haya un invento tan aberrante y fácilmente controvertible y refutable como la resurrección de las primicias al principio de la semana setenta de Daniel, una venida del Señor según ellos oculta o hasta las nubes para recoger a la iglesia al principio de los siete años. Esta resurrección o rapto no tiene nada de escritural, es un absurdo, un producto de la imaginación, ya que en la escritura SOLO HAY una SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR, no una tercera, ni mucho menos una dos y media. Asi que, en un novedoso esfuerzo para hacer encajar su teoria absurda, han sacado de contexto 1 corintios 15:23:
Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

Es de notar en el anterior pasaje que: la palabra primicias recae sobre cristo. La palabra primicias se refiere a Cristo. Es decir, Cristo es el primero, luego cuando cristo venga resucitaran todos los que han creido en el. Sin embargo los pretribulacionistas enseñan que aqui se habla de tres grupos:

1. Cristo
2. Las primicias (Segun ellos: los arrebatados al principio de los siete años)
3. Todos los resucitados en su segunda venida

Tan facil es derribar este argumento, que a continuacion lo comento y advierto que no es una interpretacion privada que hago de este versiculo, la interpretacion puede ser hallada en cualquier comentario biblico, bosquejo expositivo, biblias, etc.

A continuacion solo comento dos referencias:

1. Comentario Biblico Siglo XXI
23 El proceso tiene su orden. Cristo es primero; luego, cuando él aparezca, los cristianos le seguirán

2. Bosquejo Expositivo de la biblia.
Cristo es las primicias; o sea, es el primero de una gran cosecha que aún no ha venido.

Diferentes versiones Biblicas con respecto a 1Co 15:23

1. Biblia latinoamericana
Pero se respeta el lugar de cada uno: Cristo es primero, y más tarde le tocará a los suyos, cuando Cristo nos visite.

2. Biblia en lenguaje sencillo
Cada uno resucitará a su debido tiempo: primero resucitará Cristo; después, cuando él vuelva, resucitarán los que creyeron en él.

3. Version Castilla
aunque cada cual en su debido orden: Cristo el primero, y luego, a su regreso, todos los que le pertenecen.

4. Dios habla hoy
Pero cada uno en el orden que le corresponda: Cristo en primer lugar; después, cuando Cristo vuelva, los que son suyos.

5. Biblia Editada por la Universidad de Navarra
Pero cada uno en su propio orden: como primer fruto, Cristo; luego, con su venida, los que son de Cristo.

6. Versión Jünemann
y cada cual en su propio orden: primicias Cristo; después, los del Cristo en la parusia de él;

7. Nacar Colunga
Pero cada uno a su tiempo: el primero Cristo; luego los de Cristo, cuando El venga."

8. Palabra de Dios para Todos
Pero todos deben ser resucitados en cierto orden. Primero fue Cristo y luego, cuando Cristo regrese, serán resucitados también los que pertenecen a él.

9. Traduccion Kadosh Judio mesianica
Pero cada uno en su propio orden; el Mashíaj es la primicia; después todos los que pertenecen al Mashíaj en el momento de su venida.

Que sorpresa se llevaran algunos cuando empiecen a suceder las cosas que sobrevendrán (y que incluso algunas ya empezaron a suceder, Ej.: coloque en su buscador de Internet – Google, Altavista, etc. la palabra VERICHIP) y aun la iglesia este aquí en la tierra. Imagino que los tales personajes serán los primeros en apostatar de la fe, al considerar que en esos momentos ellos no serán el centro del universo sino que, como dijo el apóstol Pablo: serán contados como ovejas de matadero. Rom. 8:35 – 36.

Cuando me refiero a cosas que ya empezaron a suceder podemos citar las siguientes: El Calentamiento Global, la escasez de agua potable, la Unión Europea, la Superpoblación, el avance genético y las subculturas sexuales, la tensión creada por Estados Unidos entre oriente y occidente, etc.

Hace poco vi en televisión cristiana uno de los líderes mas reconocidos del cristianismo actual, exponer una teoría según la cual el arrebatamiento se dará al principio de los siete años últimos (pretribulacionismo), sin embargo, habrán algunos que se quedaran, y estos son aquellos que menciona Apocalipsis 20:4. Créame, estos hombres están más cerca de Hollywood que de algunas realidades bíblicas. ¡En la escritura solo hay una SEGUNDA VENIDA!

Nunca ha existido, ni existirá en la escrituras, ni en documentos antiguos, una alusión a una tercera venida. En la escritura solo hay una resurrección para los justos, (y esta se opera estando el Señor presente), tanto que es llamada “la primera resurrección”, y se halla en el Libro de Apocalipsis Cáp. 20 vv. 4 – 6. Veamos:

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. ESTA ES LA PRIMERA RESURRECCIÓN. Bienaventurado y santo el que tiene parte en LA PRIMERA RESURRECCIÓN; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

(NOTA: Los santos contra los cuales hace guerra el Anticristo y los vence, están en esta resurrección. La única resurrección que queda es mil años más tarde y solo es para los injustos, vv.13 - 14.)

Oigamos, pues, lo que dicen las Escrituras:

1. No os asombréis de esto; porque va a llegar la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz; Y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. (Juan 5:28,29.)

2. Pero te será recompensado en la resurrec¬ción de los justos. Lucas 14:14

3.…y tienen esperanza para con Dios, que ellos también admiten, que habrá una resu¬rrección de los muertos, tanto de los justos como de los injustos. Hechos 24:15

El Señor Jesús enseña aquí:
1. La resurrección de vida y la resurrección de condenación.
2. La resurrección de los justos.
3. Pablo aquí enseña que «habría» una resurrección de los justos y una resurrección de los injustos. Los artículos <<los>> en el último pasaje indi¬can que habrá una de cada clase.

Como todo estudiante de la Escritura conoce, existe en hermenéutica un principio llamado “Principio de la Armonía” y cuando se aplica este principio de la armonía en cada pasaje paralelo sobre la resurrección, todos tie¬nen que estar de acuerdo. Cuando uno toma una con¬cordancia y comprueba cada referencia, se descubre que hay una resurrección de los justos y una resurrección de los injustos. Ej. El libro de Daniel en el Cáp. 12 verso 2 insiste en que hay una resurrección de justos e injustos.

Veamos ahora la resurrección en 1 Corintios 15:51, 52:

He aquí os digo un misterio: No todos dor¬miremos; pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

¿Cuándo ocurrirá esta resurrección? El texto dice que a la final trompeta. Y si dice que es a la final trompeta entonces no puede haber ninguna más tarde. Dado que solo hay una resurrección para los justos, entonces es aquí, a la final trompe¬ta. Para aquellos que dicen que este arrebatamiento es al principio del período de los siete años, les pregunto ¿Han usado, la última trompeta; y la única resurrección que hay para los justos? ¿Cómo pueden inventar otra trompeta que suene más tarde que la última? ¿Cómo van a conseguir que sean resucitados los santos de la gran tribulación? ¡Las Escrituras enseñan que éstos se hallan en la primera resurrección! No hay que considerar, ni en serio ni en broma, que la última trompeta puede sonar dos veces como algunos han dicho. Esto no se halla en la Biblia y hay que dejarlo como una broma.
Sigamos mirando a la resurrección.

Porque el Se¬ñor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego noso¬tros, los que vivamos, los que hayamos quedado, se¬remos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para salir al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. 1 Tesaloni¬censes 4: 16-18.

Esta venida para la Iglesia va a ir acompañada de un grito, voz de arcángel, trompeta de Dios... (La última trompeta), y subrayamos que la Biblia Reina Varela Revisión 1995 hace un vinculo entre el pasaje de Mateo 24:31 equiparándolos con Isaías 27:13; Mateo 13:41-42, 49-50; 1 Corintios 15:52; 1 Tesalonicenses 4:16, también tenemos el testimonio de la Dra. Mary Stewart en su libro “Cuando el dinero falla” quien dice en la Pág. 197 párrafo 3 que: “En algunas Biblias inglesas hay al margen referencias además de Ma¬teo 24:31, a 1 Corintios 15:52; 1 Tesalonicenses 4:16, «última trompeta», indicando que estos tres pasajes hablan de un mismo suceso, la venida del Señor, Y enviará a sus ángeles con un gran sonido de trompeta y recogerán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo al otro. La trompeta y el sonido son uno con la trompeta y el sonido de 1 Corintios 15:51 y 1 Tesalonicenses 4: 16; y además la Biblia Thompson hace una amplificación en la referencia de que la trompeta de Mateo 24:31 significa la última trompeta de 1 Tesalonicenses 4: 16. En realidad la palabra griega Salpinx de la cual están traducidas todas estas referencias, incluye: trompeta, grito y gran VOZ. Esto es verdaderamente la fiesta de las trompetas. Así que el arrebatamiento de la Iglesia puesto en orden es tal como nuestro Señor lo enseña en Mateo 24:29. «Inmediatamente después de la tribula¬ción de aquellos días... aparecerá en la señal el Hijo del Hombre en el cielo... y enviará sus án¬geles con una gran voz de trompeta... El "arrebatamiento" después de la tribulación de aquellos días sincroniza con la "primera resu¬rrección" de Apocalipsis 20:4-6.”

Ireneo (cerca 140-202), obispo de Lyons, discípulo de Policarpo, tutor del apóstol Juan, refleja el pensamiento cristiano primitivo sobre la última gran tri¬bulación “y por tanto, cuando al fin la Iglesia será arrebatada de esta tierra, se dice: Habrá tribu¬lación cual no ha sido hasta ahora ni será otra vez, Porque esta es la ultima lucha de los jus¬tos en la cual cuando vencen son coronados de incorrupción” (Ireneo contra Herejías, Li¬bro V, Cáp. 29, p. 558.)
Ireneo, más adelante, sincroniza el arrebata¬miento con la primera resurrección de Apocalipsis 20:4-6, ya que enseña que la resurrección de los jus¬tos tendrá lugar después de la llegada del Anticristo.

4. “LOS 24 ANCIANOS

Ahora bien, los que defienden la teoría de la pretribulación, tienen que llevar a la Iglesia al cielo antes de Apocalipsis 7:9, cuando se ven los santos de la tribulación. Por tanto enseñan que la iglesia es arrebatada en Apocalipsis 4: 1, y se ve en el cielo en la forma de los veinticuatro ancianos, en Apoca¬lipsis 5:9. ¡Nada de esto es verdad! Esta ense¬ñanza no puede ir más allá de la versión del rey Jacobo (King James Version) sin caer en el descrédito, puesto que depende de una equivocación cometida en la traducción. Miremos a los veinticuatro ancianos (la supuesta Iglesia) según la versión del rey Jacobo (traducida aquí directamente):

Y cantaron un nuevo cántico, diciendo: Tú eres digno de tomar el libro, y de abrir sus sellos; porque fuiste inmolado y nos has redimido por tu sangre de toda tribu y lengua, y pueblo y nación; y NOS has hecho para Dios reyes y sacerdotes; y NOSOTROS reinaremos en la tierra. Apocalipsis 5:9

Toda la teoría de la pretribulación está predicada a estos pronombres, nos, nosotros. Cada pronombre aquí de la versión del rey Jacobo es un error de tra¬ducción. Todas las versiones subsiguientes, que son de¬masiadas para mencionarlas (entre ellas la Nueva Versión Internacional, la Biblia Dios Habla Hoy, la Biblia en Lenguaje Sencillo, la Contemporary English Version, La Biblia Latinoamericana, La Biblia de Jerusalén, etc.), han corregido este error hecho por la versión del rey Jacobo (King James) y traducen los pronombres correctamente por otros de segunda o tercera persona. Es típica la Nueva Versión Internacional que dice: hombres rescatados, los reuniste, y ellos reinaran y no dice nosotros reinaremos, etc. y cantan un nuevo cántico diciendo:

Digno eres de recibir el rollo escrito, y de rom¬per sus sellos; porque fuiste sacrificado y con tu sangre compraste para Dios gente de toda raza, lengua, pueblo y nación. De ellos hiciste un reino; los hiciste sacerdotes al servicio de nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra.
Apocalipsis 5:9-10 Tomado de la Nueva Versión Internacional (NVI). Consúltese también la Biblia Dios Habla Hoy. Etc.

A continuación solo algunas versiones, que corrigieron este error:

Biblia Latinoamerica
Y cantaban este cántico nuevo: Eres digno de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado
y con tu sangre compraste para Dios hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación.

Biblia en lenguaje sencillo
Y todos ellos cantaban esta nueva canción: "Sólo tú mereces tomar el libro y romper sus sellos. Porque fuiste sacrificado, y con tu sangre rescataste para Dios, a gente de toda raza, idioma, pueblo y nación.

Dios habla hoy
y cantaban este canto nuevo: "Tú eres digno de tomar el rollo y de romper sus sellos, porque fuiste sacrificado; y derramando tu sangre redimiste para Dios gentes de toda raza, lengua, pueblo y nación.

Traducción de Universidad de Navarra
Cantan un cántico nuevo: "Eres digno de recibir el libro y de abrir sus sellos, porque fuiste inmolado y con tu sangre compraste para Dios gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación.

Biblia de Jerusalén
Y cantan un cántico nuevo diciendo: «Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos porque fuiste degollado y compraste para Dios con tu sangre hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación;

La biblia de las Américas
Y cantaban* un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación.

Biblia Nacar Colunga
Cantaron un cántico nuevo, que decía: Digno eres de tomar el libro y abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre has comprado para Dios hombres de toda tribu, lengua, pueblo y nación,

Nueva Biblia de los Hispanos
Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: "Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre compraste (redimiste) para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación.

Palabra de Dios para todos
Todos ellos cantaban una canción nueva al Cordero: "Tú mereces tomar el rollo y romper sus sellos porque fuiste sacrificado. Con tu sangre compraste un pueblo para Dios de todas las razas, lenguas, pueblos y naciones.

Reina Valera 1989
Ellos entonaban un cántico nuevo, diciendo: "¡Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos! Porque tú fuiste inmolado y con tu sangre has redimido para Dios gente de toda raza, lengua, pueblo y nación.

Traduccion Kadosh Israelita mesiánica
y ellos cantaban una canción nueva: "Tú eres digno de coger el rollo y romper sus sellos; porque fuiste sacrificado; al costo de sangre redimiste para YAHWEH personas de toda tribu, lengua, pueblo y nación.[43]

Version Moderna
Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: ¡Digno eres tú de tomar el libro, y de abrir sus sellos; porque fuiste inmolado, y has adquirido para Dios con tu misma sangre, hombres de toda tribu, y lengua, y pueblo, y nación;

Con respecto a Apoc. 4:1, donde los adeptos a la teoría (atención: no doctrina es una teoría) de la pre tribulación, enseñan que las palabras “subid aca” se refieren a la iglesia:

Comentario Bíblico Siglo XXI, respecto a apoc. 4:1 (el famoso “subid acá”).

Debe notarse que sólo el profeta y no la iglesia es llamado a pasar a través de la puerta abierta; su elevación en visión es con el propósito de recibir una revelación, para que pueda comunicar lo que ha visto a los que están en la tierra.

Para que aquellos que argumentan lo absurdo de considerar a los 24 ancianos como representantes de la iglesia, es mí deber decir lo siguiente:

1. Los 24 ancianos ya están en el cielo en Apoc. 4:1 y en apoc. 5:1 Juan ve en visión la ceremonia simbólica de entronización (al estilo del medio oriente) del Señor Jesús.
2. Seguimos con el Comentario Bíblico Siglo XXI respecto de los 24 ancianos: Los veinticuatro ancianos recuerdan Isa. 24:23, donde los “ancianos” se veían como líderes de Israel. Estos ancianos a menudo han sido interpretados como representantes de Israel y de la iglesia (12 patriarcas y 12 apóstoles). En 1 Crón. 24:4, sin embargo, leemos de 24 órdenes sacerdotales y en 1 Crón. 25:1 de 24 órdenes de levitas señalados para profetizar y alabar con arpas y címbalos. Puesto que en 5:8 los ancianos presentan las oraciones del pueblo de Dios y en 4:6–11 se los relaciona con los cuatro seres vivientes, es mejor entenderlos como seres angelicales exaltados, adorando y sirviendo al Creador.

Que Dios nos ayude cuando nuestras conviccio¬nes son tan deleznables que son hechas polvo con las traducciones correctas.
El orden que se sigue en la segunda venida de Cristo para recoger a la Iglesia en el Apocalipsis es:

Y cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de manos de los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consier¬vos y sus hermanos, que también iban a ser muertos como ellos. Apocalipsis 6:9-11

Se habla aquí de las multitudes que habían sido mártires a lo largo de las edades, hasta el tiempo de la gran tribulación, pero excluyendo de modo especí¬fico los que todavía han de ser martirizados por el Anticristo. Compárese Apocalipsis 6: 9 con Apocalip¬sis 20:4, en que la primera parte de 20:4 incluye la clase de mártires de 6:9, y luego pone la conjunción (y); lo cual distingue a los mártires del Anticristo como añadidos. A esta multitud de 6:9 se les dice que esperen un poco, o sea los tres años y medio de la gran tribulación, para que se les junten los mártires que aún han de ser muertos; luego vendrá Cristo para la Iglesia.

Cristo viene después de la apertura del sexto sello, en Apocalipsis 6: 12; lo que corresponde a su ve¬nida en Mateo 24:30; Marcos 13:24; Lucas 21:27; 1 Tesalonicenses 4: 16; 1 Corintios 15: 51, etc., todos hermenéuticamente en armonía. Aleluya

En su venida en Apo¬calipsis 6:16, la gente empieza a pedir a las monta¬ñas que los cubran y los escondan de la ira del Corde-ro: «porque el gran día de su ira ha llegado; y ¿quién podrá sostenerse en pie?»”

¿Quién podrá sostenerse en pie? Ya que el Señor Jesús se levantara de su lugar para venir a juzgar la tierra. Compárese con Isaías 2:21:

Y se meterá (el hombre) en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de Jehová, y por el resplandor de su majestad, cuando se levante para castigar la tierra. Isaías 2:21

Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros; porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mí enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra. Sofonías 3:8

imagen
Pon aquí otro título
Las parábolas confirman el Postribulacionismo

De forma clara y contundente las parábolas del Trigo y la Cizaña en Mateo 13: 24 – 30 y la parábola de la Red Mateo 13: 47-50, contribuyen a esclarecer el tópico de la segunda venida, puede usted advertir en dichos textos correspondientes a parábolas del Señor, como no existe ninguna mención a una tercera venida, ni mucho menos una llegada hasta las nubes u oculta, sino que estos textos encajan perfectamente con Mateo 24: 30 – 31. Otra parábola reveladora, es la parábola de las diez vírgenes en Mateo 25, ya que encontramos en ella de forma significativa el modo en que se llevaban a cabo las bodas orientales, que es usada como analogía de las bodas del Señor, veamos pues la explicación de la Reina Valera 1995 respecto de este pasaje bíblico y esta forma:

“En una boda oriental, el novio se dirigía a la casa de la novia para recibirla de manos de sus padres; luego iban acompañados por doncellas o vírgenes y otros convidados hasta la casa del novio o de sus padres, donde se celebraba el banquete nupcial.” Mateo 25:1 Nota a. RVR95.

Así de esta manera, es claro, que el novio es el Señor, la novia es la iglesia, la casa de la novia es la tierra, adonde el Señor la viene a buscar, luego la iglesia es llevada a la casa del novio - Jerusalén - donde se celebrará el banquete nupcial.

Para efectos de confirmar que el banquete o las cenas de las bodas son en Jerusalén, consulte: Isaías 25: 6 – 10; Mateo 8:10 – 12; Apoc. 19:9; Mateo 22: 1- 14.
“Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre”. Mateo 26:29. Que hermoso es el Señor que nos dejo esta frase para soñar con aquel momento.

Confer. La Gran Tribulación e Ira de Dios

5. LOS 144.000 SELLADOS

Ya que constamente estoy estudiando la profecia biblica y tambien, revisando lo plasmado en este texto para corroborar y fortalecer este estudio, me he topado con un argumento que ha venido tomando fuerza en estos ultimos dias. Tiene que ver con los 144.000 sellados de Apoc. 7 y Apoc.14.

Dado que, luego de Apoc. 6:17 el Señor viene (el gran dia de su Ira ha llegado), uno queda a la espera, de que en el septimo sello se revele el reino del Señor. En cambio, Juan revela dos visiones del pueblo del Señor. A primera vista pareciera que Juan hablase de dos pueblos en Apoc. 7, los primeros Judios y el segundo grupo la iglesia. Pero ya que la vision constituye un antes (Apoc. 7:1) y despues (Apoc. 7:9) de los juicios destructores, la idea de considerar dos pueblos seria un poco incompleta.
¿Porque? Debido a que la escritura dice textualmente: “hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios”. Si los juicios estan a punto de derramarse sobre la tierra, ¿Solo los judios mesianicos (Apoc. 14:1 y 4) seran dignos de ser sellados, para ser guardados y protegidos? Como lo dice Juan 17:15 y Apoc. 3:10. ¿No tendria que ser sellada tambien la iglesia? Que tambien son “siervos de nuestro Dios”. Claro que si. Por tanto podemos confiadamente, que los 144.000 simbolizan a la iglesia, representando por un numero tan extraordinario como lo es 144.000, ya que segun algunos autores la lista de las tribus es diferente a la lista de tribus del antiguo testamento.

Por tanto, con respecto a los 144.000 sellados de Apocalipsis 7:1 y 14:1 solo diremos como es claro en el texto; que representa a la iglesia sellada momentos antes de la turbulencia que se desatara en la tierra para ser guardados, protegidos y redimidos por el Señor. No obstante el texto 14:1- 5 de Apocalipsis nos enseña un par de cosas interesantes veamos:

Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.

Como primera medida el texto indica de forma hermosa y simbólica que el Señor estaba acompañado por la iglesia (judios y gentiles) en Jerusalén (el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sión). Segundo: para corroborar que se trata de los creyentes observe la frase “que tenían el nombre de él” frase solo aplicable a quienes han creído en el nombre del Señor Jesús, confer. Juan 1:12; 2:23; 20:31; Rom. 10:13; 1Juan 3:23; 5:13. Tercero: llama la atención el texto al decir que fueron redimidos de entre la tierra, lo cual significa que estos creyentes en el Señor mueren durante el periodo de tribulación.

Es mi deber aclarar que los judíos en la actualidad están en desobediencia, toda vez que rechazaron al verdadero Mesías y le dieron muerte. Los creyentes o la iglesia durante la tribulación moriremos por nuestra fe, mientras muchos judíos que ahora siembran en mala tierra, cosecharan lo sembrado en esta era, por tanto es una mentira contra el Señor decir que el Israel actual representa el verdadero y hermoso judaísmo biblico. El Señor Jesús viene a salvar con su llegada solo un remanente, la simiente santa, confer. Isaías 6: 9 – 13. Estos pocos judíos, irán al Milenio en sus cuerpos físicos, lógicamente como creyentes en el Señor Jesús, confer. Zacarías 13:8 a 14:8; Ezequiel 37.

6. LA IGLESIA DE FILADELFIA

¿Será preservada la Iglesia de Filadelfia en la hora de la tentación?

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que está para venir sobre el mun¬do entero, para probar a los que moran sobre la tierra. Apocalipsis 3: 10

Algunos personas consideran que la iglesia de Filadelfia, es la iglesia de hoy día, veamos lo que dice la Dra. Mary Stewart Relfe en su libro “Cuando el dinero falla” con respecto a las siguientes palabras:

“Examinemos las palabras <<te guardare de la hora>>:

Moffat dice:

Es imposible por la gramática, y difícil para el sentido, decidir si "tereo ex" significa un resistir con éxito (sentido grávido, como en Juan 17:15) o absoluta inmunidad (véase 2 Pedro 2:9), un surgir de la tribulación o es¬capar de ella completamente.

Kenneth Taylor dice en Profecías vivas:

No es clara la inferencia en el griego respecto al significado de "guardado de" o "guardado a través de" la tribulación.”

Llama la atencion la palabra griega “tereo” (guardar), ya que procede de una raiz que significa “vigilar”, acordemonos de las palabras del Señor, cuando oro por los apostoles y todos los que creyeran por su testimonio:

“No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal”
Juan 17:15
Increible, el mismisimo Señor diciendo, que no fuesemos sacados del mundo, sino guardados del mal.

Ahora, lo que queda claro para todo creyente es que así como los descendientes de Jacob fueron guardados mientras el Señor ejecutaba juicios contra Egipto, el Señor de la misma manera guardara la iglesia de los juicios que enviara contra el mundo corrompido. Aun el apóstol Pablo expreso que el Señor nos libra de la ira que vendrá.

7. EL ESCAPE DE TODAS ESTAS COSAS
Estas son las palabras de nuestro Señor en Lucas 21:36:

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie de¬lante del Hijo del Hombre.

NOTA: (Escapar) en la Concordancia Manual y Diccionario Griego-Español del Nuevo Testamento es Ekpheugo: (huir fuera de un lugar, irse, escaparse).

Que podáis ser considerados dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán (catástrofes, calamidades, desastres, angustias, confusión, ¡AFANES DE ESTA VIDA!) y de estar de pie (integro en tu vida espiritual o con vida) delante del Hijo del Hombre Lucas 21:34 – 36.

Compárese con Apocalipsis 6:17 ¿Porque el gran día de su ira ha llegado?; y ¿quién podrá sostenerse en pie? Note que esta frase aquí citada, proviene de personas enmarcadas dentro de un contexto negativo, es decir no creyentes, y por ende, no empeñados en la búsqueda de una vida santa.

8. LOS ELEGIDOS

Con el fin de conocer exactamente quienes son los escogidos en Mateo 24:31, veamos la palabra usada en griego según la Concordancia Manual y Diccionario Griego-Español del Nuevo Testamento. La palabra es eklektos y signifi¬ca "creyentes" (judíos o gentiles). Mateo 24:22, 24, 31; Marcos 13:20, 22, 27; Lucas 18:7; Romanos 8:33; Colosenses 3:12, etc.)

El Apocalipsis amplifica y completa a Daniel. Da¬niel vio los setenta sietes (una visión telescópica); Juan vio el siete número setenta (una visión micros¬cópica); Daniel vio cuatro grandes imperios: Babilo¬nia, Persia, Grecia y Roma; Juan vio sólo Roma. Se interpreta la Escritura por medio de la Escritura, el Apocalipsis por medio de Daniel. La Biblia es ella misma su mejor comentario.

9. EL PROBLEMA DE TESALONICENSES

1. Tesalonicenses

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.
1 Tesalonicenses 4:13-18

Nadie puede pensar en interpretar ningún texto de las Escrituras, ni aun empezar a hacerlo, si no está dispuesto a dejarlo en su contexto, en donde no pue¬de ser manipulado, sino que puedes comprender lo que quieres interpretar.

Así que en 1 Tesalonicenses, Pablo no está escorzándose de modo primario en dar el orden de los sucesos del día del Señor, ya que no se había preguntado directamente como a Jesús Cuándo y Qué Mateo 24:3. La ocasión que precipitó la primera carta de Pablo era de carácter práctico, primero, y sólo de modo inci¬dental, escatológico. Cualquier comentario de la Bi¬blia nos dará el propósito de esta carta. Así vemos en el Nuevo Comentario Bíblico Siglo XXI, con respecto a este libro: Conforta a aquellos que estaban temerosos sobre la suerte de los que habían muerto diciéndoles que cuando el Señor regrese tendrá lugar la resurrección de los muertos, de modo que los que “durmieron” en Cristo vendrán con él y se reunirán con aquellos que todavía están vivos. (4:13).

Otros, por otra par¬te, considerando inminente el segundo Ad¬viento, habían renunciado a sus empleos y pa¬saban el tiempo ociosos, esperando la llegada del Señor (4:9-12). El objetivo de la epístola era animar a estos tesalonicenses a que madu-raran como cristianos y a resolver las pregun¬tas que los perturbaban.

Pablo no estaría pensando ni mucho menos en co¬mentar sobre si la Iglesia escaparía o no escaparía a la gran tribulación al fin de la edad; principalmente porque la Iglesia estaba en una tribulación tan gran¬de que muchos creían que ya habían llegado a ella, y estaban por demás esperando que el Señor regresa¬ra inmediatamente para rescatarlos de ella, y para librarlos de la ira que vendrá (1 Tesalonicen¬ses 1:10).

Se saca la impresión que los creyentes pri¬mitivos identificaban las persecuciones con el período que había sido profetizado de la tribu¬lación. Thiessen, Conferencias sobre teolo¬gía sistemática.

La AFLICCION que estaban sufriendo, y el AD¬VENIMIENTO que estaban esperando dieron como resultado una conducta desordenada. Muchos, en número creciente, estaban sin trabajar, esperando el Advenimiento.

A fin de que nadie se inquiete por estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que para esto estamos puestos. Porque tam¬bién cuando estábamos con vosotros os predecíamos que íbamos a pasar tribulaciones, como ha acontecido y sabéis. Que os esforcéis afanosamente por tener tranquilidad, y ocupa¬ros de vuestros propios asuntos, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, a fin de que os conduzcáis honrada¬mente para con los de afuera y no tengáis ne-cesidad de nada. (1: Tesalonicenses 3:3¬-4; 4:11-12.)

El propósito de Pablo era:

1) Empujarlos suave¬mente para que volvieran a trabajar; que resistieran, sabiendo que Dios no los había designado para ira, sino para salvación (1: Tesalonicenses 5:9);
2) Ani¬marlos a que no se apenaran por sus deudos falleci¬dos, porque Dios los devolvería cuando regresara de los cielos.
El propósito de esta carta era tratar de un proble¬ma delicado y de carácter práctico, que si no se corre¬gía iba a destruir la viabilidad de este cuerpo de creyentes; no el delinear el orden que había de seguir el día del Señor.

2 Tesalonicenses

En vez de recibir la primera carta de Pablo enten¬diéndola en el contexto del conjunto, como han he¬cho después muchos otros, sacaron fuera de contex¬to una frase de 1 Tesalonicenses 4: 15:

Por lo cual os decimos esto por palabra del Señor: que NOSOTROS LOS QUE VIVAMOS, LOS QUE HAYAMOS QUEDADO HASTA LA VENIDA DEL SEÑOR, no precederemos a los que durmieron.

Por desgracia, los que recibieron el encargo de leer la carta (1 Tesalonicenses 5:27) decidieron mejorarla. Enseñaron que Pablo decía: No todos vamos a morir. Algunos de NOSOTROS vamos a que¬dar vivos hasta que Cristo vuelva. Así que aquí lo tienen. Pa¬blo dijo que esto era la palabra del Señor. Es un caso clásico del texto sin el contexto, o sea un pretexto. Pasaron los meses y las condiciones que Pablo esta¬ba tratando de corregir, empeoraron. Creció el núme¬ro de los que habían dejado el empleo, aumentó el te¬ner que depender de otros; la ociosidad dio lugar a la murmuración.
¿Por qué edificar una casa? Basta con ca¬sarse y vivir con los padres. Cristo va a venir antes de que pudiéramos terminarla. ¿Por qué sembrar nada esta primavera? Probablemente él volverá antes del tiempo de la cosecha.

El estado final fue peor que el primero; por lo que era necesario corregir las cosas en una segunda car¬ta, que surgió a los pocos meses de la primera:

Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con El, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os alarméis, ni por espíritu ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor ha llegado. Nadie os enga¬ñe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición. (2.Tesalonicenses 2: 1-3.)

Pablo estaba declarando, con todo el énfasis que podía poner en la pluma, que el día del Señor a que se había referido en 1 Tesalonicenses 4:1 no podía venir a menos que vinieran otras dos cosas: la apostasía, y que fuera revelado el Anticristo.

10. ¿QUIEN ES ESTE “EL”?

¿No os acordáis que cuando yo estaba to¬davía con vosotros, os decía esto? Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo sea revelado. Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente le detiene, hasta que El a su vez desaparezca de en medio. 2 Tesalonicenses 2:5-7

A partir de la enseñanza previa dada por Pablo, los lectores ahora deben ser capaces de recordar por qué el hombre de iniquidad no había aún aparecido. El será revelado en el tiempo propicio, pero actualmente hay algo (neutro en el v. 5, pero masculino en el v. 7) que lo detiene (o posiblemente “manteniéndolo alejado”). En el presente, a no dudarlo, la rebelión contra Dios está en plena actividad, pero en una forma oculta, y esto permanecerá hasta que la fuerza que lo retiene sea removida. Entonces, se implica, el rebelde actuará abiertamente y el Señor vendrá para derrotarlo. Pero, ¿qué es esta fuerza que lo detiene? Algunos la han tomado como refiriéndose al Imperio Romano (o la fuerza de la ley y el orden representados por él). Nuevo Comentario Bíblico Siglo XXI

George Milligan, en la epístola de San Pablo a los Tesalonicenses, dice de este El: «Es una descripción velada al poder res-trictivo de la ley y el orden, especialmente en cuanto éstos estaban personificados en aquel tiempo en el Imperio Romano o en sus gober¬nantes.
James Denney, en Expositor de la Biblia, dice: «No hay razón para dudar que estos prime¬ros padres de la Iglesia tienen razón cuando identifican a este "El" con el Imperio Romano y sus jefes soberanos. Se verá que la opinión generalmente sos-tenida es que el que estorba es la ley y el or¬den, representados por el Gobierno romano y por los gobiernos que siguieron.

Thiessen, Conferencias sobre teolo¬gía sistemática. Porque el misterio de la iniquidad ya está en acción... hasta que desaparezca de en me¬dio..." se considera como una alusión al poder de Roma... Era un juicio casi unánime de los padres primitivos que el obstáculo al desarro¬llo del Anticristo era el Imperio Romano. En tanto que el poder temporal estuviera presen¬te, era imposible que un eclesiástico pudiera llegar virtualmente a ser soberano del mun¬do.

Charles Hodge, Teología sistemática. La Iglesia estaba ya en severa persecución en manos de Roma, de modo que Pablo prefirió no invi¬tar más sufrimiento nombrando al poder de Roma. Antes ya lo había identificado en persona. Roma era tan poderosa que Pablo sabía que otro súper dictador mundial que gobernara con más poder que Roma no podía aparecer hasta que el poder de Roma fuera eli¬minado. Asimismo, sabemos que este poder, que ha prevenido la revelación del Maligno, han sido estruc¬turas gubernamentales subsiguientes. Cuando los gobiernos del mundo no puedan poner en vigor la ley y el orden (o sea, hasta que desaparezca de en me¬dio) esta condición dará lugar a la revelación de lí¬der mundial maligno, el cual traerá, él mismo, alguna forma de ley y de orden. Será revelado a los cristianos en 2 Tesalonicenses 2:3 al principio de los siete años, pero su maldad no será revelada al mundo hasta la mitad de la semana.

La teoria reciente de la pretribulación enseña que este “El” es el Espíritu Santo. Hay muchas in¬congruencias evidentes que hacen esto imposible. Demos una mirada a una. Si la Iglesia ha de ser arre¬batada antes de la tribulación, y El, el Espíritu Santo, es quitado en este punto, como dice la teoria pre, ¿cómo van a ser convertidos los muchos santos de la tribulación, con los cuales hace guerra el Anticristo? (Daniel: 7:21; Apocalipsis 13:7.) ya que Palabra enseña que:

1. El Espiritu Santo es la promesa para nosotros (los creyentes) - Juan 14:16 y 26; Jn. 16:7 y sobre todo Hechos 2:38-39
2. Es la seguridad de nuestra herencia - Efesios 1:13-14
3. Si la iglesia es sacada al principio de los siete años, como se convertiran los santos de la tribulacion, porque:
4. Nacemos del Espiritu - Galatas 4:29
5. Somos Justificados por el Espiritu - 1 Timoteo 3:16
6. El Espiritu nos guia a toda verdad - Juan 16:13; 1 Juan 2:27

¡Es imposible que haya santos en la tribulacion sin la presencia del Espiritu Santo!

En otras palabras, ¿las personas que sostienen que los santos de la tribulacion contra los cuales hace guerra el anticristo y los vence, en realidad no son santos, sino que son personas seculares y que no buscan del Señor, es decir no estan en santidad?
Entonces como interpretan los siguientes textos:

Se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos
Apoc.13:7

Si alguno lleva en cautividad,
a cautividad irá.
Si alguno mata a espada,
a espada será muerto
Aquí está la perseverancia y la fe de los santos.
Apoc. 13:10

Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos y los vencía
Daniel 7:21

Espero que sean capaces de mostrar por la escritura donde dice que los santos de la tribulacion no tienen el Espiritu Santo. Si la escritura misma los llama Santos, no cometan el error de Pedro (Hechos 10:14-15) de llamar mal a los que el Señor escogio para sufrir por causa de su nombre.

Pablo establece firmemente su punto en la se¬gunda carta, declarando la falacia de esperar a Cristo antes de que aparezcan las dos cosas que deben pre¬cederle:

1) La apostasía, y
2) el Anticristo revelado.

Es absurdo, pero verdadero, que el mismo problema que Pablo se esforzaba por corregir en su carta pre¬valezca todavía, y gran parte del Cristianismo está declarando todavía de modo falso que Cristo puede venir en cualquier momento sin estos dos requisitos. No es de extrañar que Pablo diga, como prefacio a este versículo: Nadie os engañe en ninguna mane¬ra. Millones de personas que profesan interpretar la Biblia de modo literal están engañados como los tesalonicenses, porque rehúsan aceptar literalmente 2 Tesalonicenses 2:3.

Cuando Pablo pone el retorno del Señor detrás de estos dos sucesos, reprende a aquellos que ahora clasifica de entrometidos, no trabajando en nada; porque están esperando ociosos el retorno del Señor durante su propia vida; y les instruye a que trabajen, y si no obedecen a lo que se les manda, les dice a los otros que no se junten con ellos.

Pero os ordenamos, hermanos, en el nom¬bre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenada¬mente, y no según la enseñanza que recibis¬teis de nosotros. Porque cuando estábamos con vosotros, os ordenamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. Porque oímos que algunos de entre vosotros anda desorde-nadamente, no trabajando en nada, sino en¬trometiéndose en lo ajeno. A los tales manda¬mos y exhortamos por nuestro Señor Jesucris¬to, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan. Y si alguno no obedece a lo que de¬cimos por medio de esta carta, a ese señaladlo, y no os juntéis con él, para que se sienta aver¬gonzado. 2 Tesalonicenses 2:6; 10-12, 14.

Considero acertado todo lo escribió la Dra. Stewart Relfe en su libro y que acabamos de leer, sin embargo y para sorpresa mía de igual forma esta corroborado por este artículo bajo el titulo “¿Pasara la iglesia por la gran tribulación?” bajo el aparte titulado “Análisis de 2 de Tesalonicenses 2:3-7” escrito por Erick Vivanco (Pastor de una Congregación - Chile), y publicado en Internet:

En los versículos 6 y 7 dice que hay algo que detiene la aparición del Anticristo. La doctrina del PRE (pretribulación) enseña que lo que detiene esta aparición es la Iglesia de Cristo y su Espíritu Santo, pero la verdad es que si uno lee el texto cuidadosamente se dará cuenta que no dice por ninguna parte que el Espíritu Santo y la Iglesia detienen esta aparición. Para Pablo habría sido muy fácil decir que el Espíritu Santo y la Iglesia impedían que se manifestara el hombre de pecado, ¿Pero por que no lo dijo, si era tan simple?, Pues claramente porque Pablo no se refería al Espíritu Santo ni a la Iglesia.

Si usted se da cuenta la Iglesia de Tesalónica sabia claramente que era aquello que impedía la aparición del Anticristo en esa época; “Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene,” pero aun así Pablo no lo escribió por motivos de seguridad para la Iglesia, para que no existiera una persecución comanda por el Imperio Romano, el cual se estaba encargando de matar y perseguir a los Cristianos de ese tiempo. Esta es la razón por la cual Pablo no da nombres ya que si hubiera escrito algo sobre el emperador Romano o sobre su imperio, esto habría significado la persecución de la Iglesia en Tesalónica.
Otra frase importantísima de Pablo es cuando el dice: “sólo que hay quien al presente lo detiene”. Aquí, el apóstol esta haciendo referencia al tiempo presente, o sea, que ese “quien” era una persona que ya existía en esa época, la cual detenía el advenimiento del Mesías, “según se pensaba”, el anticristo debía manifestarse después de el emperador romano existente en la época, por eso Pablo decía que había alguien que en el presente lo detenía.

Para saber a que se refería Pablo, deberíamos buscar bien en la Biblia, pero la verdad es que no encontraremos nada, pues no hay mas información referente a esto, entonces lo que debemos hacer es ir a los libros religiosos de historia de la época para saber que era lo que se pensaba al respecto. A continuación, algunas lecturas de libros de historia para saber que era lo que se pensaba del texto escrito por Pablo.

10.1 Bases Históricas de 2 Tesalonisences 2:1-7.

LA ENCICLOPEDIA BRITÁNICA.
En la Enciclopedia Británica se dice que la creencia de los primeros cristianos, en lo referente a la identidad del obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, era que dicho obstáculo era EL IMPERIO ROMANO CON EL EMPERADOR A LA CABEZA (Volumen 2, página 60. 1961, Articulo "el anticristo").

COMENTARIO BÍBLICO DE CLARK.
Este prestigioso Comentario Bíblico Protestante dice que el testimonio unido de los líderes de la Iglesia de los cuatro primeros siglos era que el obstáculo que tenia que ser quitado de en medio era EL IMPERIO ROMANO (Nota sobre 2ª de tesalonicenses 2).

JERÓNIMO.
Jerónimo decía que la enseñanza de Pablo es que dicho obstáculo era el Imperio Romano y el Emperador. El dijo lo siguiente. "Si Pablo hubiese escogido decir esto abiertamente, hubiera provocado una enorme e innecesaria persecución contra los cristianos" (Jerónimo, Comentario, Libro 5, capitulo 25).Esta era precisamente la razón por la cual Pablo OCULTÓ en la epístola la identidad de ese obstáculo.

JUSTINO MÁRTIR.
En su libro "Apologías", escrito por Justino a los gobernadores de la ciudad de Roma, dijo que los cristianos oraban por el Emperador de Roma, y por la continuidad de su imperio, ya que sabían que cuando ESTE desapareciera, se manifestaría el hombre de pecado (Froom, La Fe Profética de nuestros padres, página 19).

TERTULIANO.
Tertuliano dijo lo siguiente. "¿Cuál es el poder que detiene la manifestación del hombre de pecado? ¿Quién más sino EL IMPERIO ROMANO, el cual quebrantado y dividido en diez reinos introducirá al anticristo sobre sus propias ruinas?" (Froom, La Fe Profética de nuestros padres, página 563).

AMBROSIO DE MILÁN.
Ambrosio también dijo que dicho obstáculo era el Imperio Romano y el Emperador, y que después de que fuera quitado de en medio el CESAR de Roma, se manifestaría el hombre de pecado (Newton, página 463).

CRISÓSTOMO.
Este Líder cristiano enseñó lo mismo. Él dijo lo siguiente. "Uno se puede preguntar. ¿Qué es lo que detiene la manifestación del hombre de pecado? ES EL IMPERIO ROMANO. Cuando este desaparezca, entonces vendrá el hombre de pecado, porque mientras dure el temor de la gente hacia el Emperador de Roma, nadie se ensalzará por si solo, pero cuando el Emperador desaparezca, entonces el hombre de pecado se manifestará, e intentará gobernar el reino de Dios y de los hombres" (Crisóstomo, Homilías, páginas 388,389.

COMENTARIO EXEGÉTICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA, TOMO II.
Este prestigioso Cometario Bíblico dice. "El romanismo, como precursor del anticristo, fue restringido de esa manera por EL EMPERADOR ROMANO (entonces representante del poder coercitivo) hasta el tiempo cuando Constantino transfirió la sede del imperio a Constantinopla, el obispo romano gradualmente se elevo al primado" (página 547).

ELLIOT.
El historiador eclesiástico Elliot dice. "Tenemos el testimonio unido de los padres antiguos, desde Ireneo (130 al 200 después de Cristo.) el discípulo del discípulo de Juan, hasta Crisóstomo (347 al 407), inclusive a Jerónimo (331 al 420), asegurando todos que la clave estaba en EL PODER IMPERIAL QUE GOBERNABA Y RESIDÍA EN ROMA" (Elliot, Horae Apocalypticae, Libro e, página 92).

Este escrito lo he realizado con ayuda de muchos medios, por medio de la oración y el ayuno y he querido compartir esta enseñanza porque a la verdad hay muchos que ya se están preguntando sobre este tema, ya que el pretribulacionismo no satisface su saber con respecto a las escrituras. Que el Señor nos abrigue con su misericordia.

El que deba ser llevado cautivo,
a la cautividad irá.
El que deba morir a espada,
a filo de espada morirá.
¡En esto consisten la perseverancia y la fidelidad de los santos!
Apoc. 13: 10 Nueva Version Internacional


Si alguien tiene oídos, que ponga atención a lo siguiente:
"Quien deba ir a la cárcel,
a la cárcel lo llevarán;
y quien deba morir por la espada,
a filo de espada morirá".
Esto significa que el pueblo de Dios debe aprender a soportar los sufrimientos, y seguir confiando en Dios.
Apoc. 13: 10 Biblia en Lenguaje Sencillo

Para mayor información comuníquese:
Van Quintero tel. Cel 301 751 10 27 y 313 229 53 35 o al correo electrónico vanquintero7@hotmail.com,

“pero los creyentes que no se toman la molestia de escrutarlas (las escrituras), los pasivos y desinteresados, los ojos les son cegados por el velo de la ignorancia, y cómo a manera zombis, son llevados dócilmente por el camino de la herejía y de la perdición. El cristiano verdadero está obligado a conocer las diferentes doctrinas básicas que las Escrituras presentan, porque mucho de allí depende tener el pie entre lo santo o lo profano, entre la vida sempiterna o la condenación eterna.”
Dr. Javier Rivas Martínez

Si usted conoce argumentos que traten de justificar la teoría de la pretribulación, háganosla conocer enviándola al correo vanquintero7@hotmail.com.